Para tener líneas divisorias que vayan de arriba abajo y transversalmente que sirvan para dar un diagnóstico médico preciso, la ecografía abdominal en Madrid es el examen que puede graficar más que líneas medianas que cruzan a la altura del ombligo, se consideran dos líneas verticales que arrancan, arriba, de los dos puntos más sobresalientes del arco costal, respectivamente a la derecha y a la izquierda, que se cruzan con dos líneas transversales, de las cuales la superior une y se prolonga más allá de los puntos ya dichos del arco costal y la inferior une las dos protuberancias laterales del perfil de la cadera, llamadas espinas iliacas antero – superiores, de este modo resultan perfectamente limitadas nueve regiones de la pared anterior del abdomen, cada cual con su propia diferenciación, lo que hace más fácil y exactas las interpretaciones de resultados ecográficos, sin dejar abierta la posibilidad de confundirse por síntomas similares que pueden tener más de una interpretación pero que con la ecografía abdominal en Madrid sus límites quedan establecidos indudablemente y se puede evaluar con precisión los fenómenos anormales que se estén gestando en cada una de las áreas delimitadas.

Esta es la mejor herramienta que puede conformar el chequeo médico preventivo debido a que arroja resultados verídicos en un lapso inmediato de tiempo y que son interpretables por el profesional médico para que los diagnósticos que se produzcan sean compaginables con la sintomatología y aborden el tratamiento correcto que pueda devolver la calidad deseable a la salud del paciente.

Entonces, como parte del chequeo médico preventivo, los perfiles ecográficos abdominales muestran entre todo el resto de estudios mayor calidad en sus resultados, lo que ayuda al médico a determinar en un lapso más breve de tiempo, qué tipo de enfermedad padece el paciente y con este conocimiento, por supuesto, conseguir el tratamiento que solucione el padecimiento.